Bienvenidos

¡Adelante! ya que estás acá, quedate... y disfrutemos juntos.

Iré recorriendo el abanico de causalidades que ocurren alrededor de lo que más me gusta hacer: comunicarme.
Despojándome de todo ego, el valor más preciado de este espacio será el efecto que mis escritos puedan producir en cada uno de los lectores.

En la sección "Temas" podrás elegir cómo acercarte a mí. Y también hay mucho lugar para la Amistad, y para un convidado de lujo: El Tango
Te invito a que compartamos este camino.

Dale, dejame tus comentarios
...





Marta Pizzo

Entrá a Youtube de Marta


miércoles, 31 de octubre de 2007

Mi rosa suburbana

Un pimpollo de rosa ha despertado

perfumando de sueños la mañana,

rosa púrpura, suave, suburbana,

mi jardín de belleza has pincelado.


Como aquel Principito imaginado

rojo el manto y de madurez temprana,

dibujaste un paisaje en mi ventana

transformando en tan bello lo rozado.


La energía que da estar a tu lado

verte erguida, coqueta, soberana,

aunque vivas tal vez... una semana

tan valiente a la vida has asomado.


¡Cuánto admiro el papel que te ha tocado!

De las dos, tú eres frágil porcelana,

son tus pétalos besos de artesana

terciopelos dolientes sin pecado.


Mas te entregas al sol, tan bien amado

a pesar que te abraza en una llama

provocando tu muerte digna y vana

en la fábula azul de lo impensado.

sábado, 27 de octubre de 2007

Otro instante con vos

Alguna vez fue un sueño
festejar tu perfume,
pisar la piedra fresca,
comprender tu verdor.

No creas que me olvido
del brillo de tus aguas,
ése espejo profundo
que tu lago me dio.

Las nubes tan cercanas
inventándome un cielo,
el temblor de los copos,
el silencio, la flor,
todo sigue latiendo
a pesar de estar lejos;
de lo injusto, del tiempo...
El cordón no cortó.

Sólo estoy esperando
que la vida me entregue
de su incierto almanaque
otro instante con vos.

Y después de extrañarte
seré orilla en tu estero,
seré un ave del cerro,
seré el viento en mi voz.

miércoles, 24 de octubre de 2007

Cerro Otto nevado imagenesargentinas.blogspot.com



Bariloche


Hace rato que partí

pero no quiero olvidarte.

Aún conservo en mis pupilas

tu deslumbrante belleza

y la poesía que inspiran tus aromas.

El verde de tus pinos,

el azul de tu cielo incomparable,

la quietud de tus lagos

y el blanco de tus picos nevados.


Recuerdo que todas las mañanas

asomada a mi ventana

recibía emocionada la voz de la naturaleza.

Y me sentía parte de ella.

Eso le daba

un verdadero sentido a la vida.

Si hasta cuando las nubes grises

casi me rozaban eras bello,

¡Paisaje de mi Sur tan vapuleado,

tan querido!


Algunas personas no logran comprender

que te ame tanto

y exigen les aclare los por qué

me excita hablar de ti

y sueño regresar...

¡Qué saben ellos lo que es tenerte

en los amaneceres anaranjados,

en el espejo cristalino de tus aguas,

en las montañas,

en la púrpura de tus atardeceres!


¡Qué saben esos que no te han conocido!



martes, 23 de octubre de 2007

Buenos Aires y yo: Tango


Buenos Aires y yo

(Pizzo-Rassetto 2006)

Che, Buenos Aires, yo te vi patio gigante en la niñez

uando asomaba tu perfil en escenarios de papel;

después llegó la juventud, tímidamente te habité

hasta que un día quise más... y me quedé.


Mi Buenos Aires, te llamé, cuando bebí tu amanecer;

sin pretender, sin preguntar, reconociste mi soñar;

me hice ceniza en tu canción, perdí mi huella en tu ritual,

te echó la culpa el corazón de mi pesar.


Y entre tus calles me encontré caceroleando mi dolor,

marchando al centro de tu entraña rebelada;

en mi pancarta de cartón te convocaba una ilusión

con la impotencia y la utopía en el sudor.


Yo no te puedo prometer que acabará tu soledad

de pasajeros de ocasión que van trepando tu ansiedad;

apenas soy un alma más aprisionando libertad

mientras un tango se coló en mi intimidad.


Mi voz resiste a la impiedad de los que exhiben la global

costumbre obscena de ignorar lo que escasea en los demás;

te doy mis brazos y mi sed, me das tu magia de arrabal

y voy danzando por tu eterno carnaval.

Hoy mi semilla floreció con su presente de cristal

y pone nombre a los “fantasmas del pasado”;

se vuelve viento la quietud, se hace torrente la verdad;

me quedo acá, para luchar... en mi ciudad.


Para oirlo recitar en el Auditorio de Sol y Padris en Sabadell el 3/11/07, en ocasión de una escenificación de Tango con canto, baile y poesía que corrió a cargo de los alumnos y amigos de Catalunya Tango, contando con la participación del gran cantor de tangos Fernando Ríos Palacio, el rapsoda José Ademan Rodriguez y ocho parejas de baile. Puesta en escena Angel y Marga. Gracias amigos!!
http://tu.tv/videos/buenos-aires-y-yo

domingo, 21 de octubre de 2007

Con Martín Alvarado y Quique Rassetto en el Centro Cultural Aonikén 20/10/2007.

Con el cantor Martín Alvarado en su recital en Aonikén, el 20/10/2007.

viernes, 19 de octubre de 2007

Con mi amiga, la escritora Irma Pérez, en casa.

Irma con mis libros.

Con Pascual Menutti, Ricardo Horvarth y Miguel Facenta en la radio de la Madres

Homenaje a Eladia con Sandra Peralta y Patricia Barone en La Peña del Colorado, 30/07/2007.

jueves, 18 de octubre de 2007

HOMENAJE A ELADIA BLÁZQUEZ - LA PEÑA DEL COLORADO

Homenaje a Eladia Blázquez, La Peña del Colorado, 30/07/2007.

"La Mujer y el Tango", en La Clac 20/07/2007


Con Quique, Maby y Carlos Pazo en La Clac, 20/07/2007


La "barra" de Letristas, 31 /08/ 2006, Café Tortoni



En el café Tortoni, año 2006

+ de 100 Tangos nuevos/ Tangos de hoy

Publicado a través de Letrango con apoyo de la Secretaría de Cultura del gobBsAs en el año 2005.
Bibi Albert
Ricardo Bruno
Marcela Bublik
“Pichín” Bustince
Cyrano
Haidé Daiban
Roberto Díaz
Damián Faccini
Patricia F. Olmedo
Martina Iñiguez
Claudia Levy
Rosa Lipshitz
Norberto Malbrán
Susana Murguía
Alberto Felipe Ortiz
Julio César Páez
Ernesto Pierro
Marta Pizzo
Nélida Puig
Norberto Rizzi
Hugo Salerno
Pablo Somma
Antonio Spinelli
Claudio Tagini


+ de 100 TANGOS NUEVOS en manos del Maestro HORACIO FERRER
PRÓLOGO
De aquí en más, por Natalio Gorín

Que Horacio Ferrer y Héctor Negro sean socios honorarios de Letrango es toda una definición, un certificado de autenticidad en cuanto a ideario y rumbos a tomar.
Querer explicar a Astor Piazzolla sin pasar por Eduardo Arolas, Agustín Bardi y la epopeya musical de los hermanos Julio y Francisco De Caro es desconocer de qué se trata.
Acercarse a la (primera) Asociación de Letristas deTango de la República Argentina (de aquí en más
Letrango) y no mencionar en este prólogo a Esteban Celedonio Flores, Alfredo Le Pera, Enrique Santos Discépolo, Enrique Cadícamo, Homero Manzi, Cátulo Castillo y Homero Expósito
sería un crimen de lesa ignorancia.
Si Piazzolla fue una auténtica revolución musical y tanguera en las últimas décadas del siglo XX,
Letrango asoma en el horizonte argentino y urbano como la segunda parte de la revolución poética que faltaba alumbrar, y de la cual Ferrer y Negro fueron cadeneros, como también lo fueron Eladia Blázquez y Chico Novarro, que -como no podía ser de otro modo- serán los próximos invitados a ser socios honorarios de Letrango, según me informaron los integrantes de la Comisión Directiva de la entidad.
Avanzar hacia el currículum de los letristas (una forma pudorosa de no llamarse a sí mismo poetas, cuestión con la que discrepo, porque lo son y en grado de excelencia), es reconocerse entre hombres y mujeres de distintas generaciones, habitantes todos de pretéritas, actuales y futuras estaciones culturales.
Al mismo tiempo a nadie escapará, leyendo los versos reunidos en este libro, que todos tienen un común denominador: son parte de la obra nacional y popular del país que somos.
Decía hace poco en un trabajo que titulé con toda alevosía “Prepárense, de nuevo”, que (...) “llorar sobre tumbas ilustres, las de Carlos Gardel, Julio de Caro, Carlos Di Sarli, Osvaldo Pugliese, Aníbal Troilo, Astor Piazzolla, Roberto Goyeneche, Edmundo Rivero, es un acto justiciero de memoria y respeto. Pero el siglo XXI está entre nosotros e impone la reconstrucción desde nuevas ideas y urgencia de bríos: el tango busca su nuevo y renovado destino (....)”.
Y decía también que (...) “los argentinos tenemos entre manos un patrimonio invalorable: somos dueños reconocidos de la palabraTango y sus significados aleatorios, amén de ser unos de los pocos comodities nacionales, como el fútbol, que exportamos con manufactura agregada (...)”.
En esa dirección,
Letrango acierta y mucho cuando decide neutralizar la empresa individualista de sus hombres y mujeres.
Ese lirismo en soledad que tiene que ver con las aureolas y los mitos de la poesía, fue muchas veces un campo propicio para la frustración.
Hay un camino nuevo, esta ancha avenida de nombre pomposo y conspicuo (Asociación de Letristas de Tango de la República Argentina) y de mote preciso, impactante y sencillo:
Letrango.
¡Oh, maravillosos momentos de la creación! Así como cada uno sabe de musas y de hadas frente al papel en blanco, en el silencio de la noche o entre el ruido feroz de la calle que invade el refugio no seguro de un bar, también saben ahora que el rótulo significa aliento mutuo, empujar todos juntos ese pesado y celestial carro cargado de talento, oficio y esperanza.
Ya lo dijo Jorge Luis Borges: “Tango que fuiste y serás”.

Natalio Gorin (*)











(*) Prestigioso periodista y escritor fallecido en julio de 2006. Su libro “Piazzolla-Memorias”, que ya lleva varias ediciones, ha sido traducido al alemán, italiano, inglés y francés, distribuyéndose así en toda Europa. En la foto, presentó el libro en la esquina "Recuerdos".





Los de Letrango




Detrás de una parodia de letrero

se citan bajo el signo de las musas

y sueltan al rescate sus desvelos

en un inquieto ensayo de emoción.


Sacuden con coraje los intentos

de ciertos “Figurettis” agoreros,

por sepultar su magia y su misterio

al pretender que el tango se acabó.


Vení, jugá conmigo a festejar

la historia viva del gotán,

que nos invita desde lejos.

Silbá la melodía de este hoy

que nos convoca una vez más

para acoplar nuestros alientos...


Se escucha un dos por cuatro compañero...

pintándonos una verdad y un sueño...

que nos espera al borde, sin reloj

y nos contagia la pasión

de hacer Letrango el corazón.


Cantá, coreá conmigo la canción

de este milagro abrazador

de melodías artesanas;

dejá, que la energía de mi voz

tome tu mano y en reunión

vayamos juntos por el tiempo...


Venite a Buenos Aires y mirá desde un balcón,

como se enciende el verso a través de tu emoción...

miércoles, 17 de octubre de 2007

JIN Nº 1 MONTECASTRO

Con las nenas y nenes del Jin N° 1 de Montecastro

martes, 16 de octubre de 2007

Tango: A mi calle



A mi calle

(Pizzo-Rassetto) Finalista Certamen Enrique S. Discépolo 1998

Hoy tus negros cordones reflejan las estrellas
y sudorosa brillas por el calor del sol;
acaricias las hojas que flotan en tu orilla
y esperando mis pasos envejeces verdor.

Debajo de tus piedras guardas brisas de enero,
heladas tardecitas, arenas y un querer;
dibujas mil sonrisas entre tu piel herida,
mientras mis pasos tristes te ven anochecer.

Y si te habrán mojado mis lágrimas entonces...
¡Si te habré contemplado con tremendo placer!
Y tembloroso, a veces, te acarició mi paso
sin levantar los ojos, temiendo enrojecer.

Hoy vuelvo a caminarte, callecita del barrio,
reconozco los pozos marcados en tu ser,
ya no eres la de entonces, cansada, desteñida,
habrás envejecido tal como yo... tal vez.

Tú entibiaste el pasado que revivo al andarte...
Tú me recuerdas siempre los días del ayer
cuando paseaba, erguida, recorriendo tu entorno,
contando mis historias, intentando crecer.




Tango: Polizón del amor

Polizón del amor (La Maestra)

-a la srta. Betty Potenzoni-


(Pizzo-Valdéz/2006)

Estrenado en el ciclo "Legistango" (El Tango y la Escuela (año 2006) por la cantante Maby Escribal, acompañada por el maestro Mario Valdéz.


Un presente mejor

siento que ha de venir

cuando cada mañana

empujás a mis ganas

con tu sed de vivir.


Tu inocencia de luz

se convierte en motor

que renueva el coraje,

compañero de viaje,

polizón del amor.


Yo elegí “el enseñar”

como un arte de amar

y enfrentar al dolor.

Con la tiza y la voz,

delantal, borrador,

vocación, libertad

y mi sueño interior.


Dos por tres tu niñez

necesita el calor

de mis brazos abiertos,

donde abrigo un concierto

de promesas en flor.


Tu virtud de volar

aletea en mi ser

y es la escuela memoria

donde habita la historia

que nos deja crecer.



Tango: Estatuas de hollín

Estatuas de hollín

(Pizzo-Valdéz/2006)


Brotan del cemento sin saber adonde van,

andan por las vías del país del “Nunca más”,

como si el tiempo los ahogara,

como si huyeran de la nada

y no pudieran aprender sin dolor…

-lágrima sobre el verdor, son-

Callan la tortura de un pasado

como un pájaro enjaulado

que se traga la emoción.


Como un estigma, como una reja,

como un fantasma, como una queja…

Pisan sobre el fracaso sin mirar su raíz,

su historia que no ceja.

Sufren madrugadas de apestado berretín,

son sólo estatuas de hollín,

viejas palomas que prefieren emigrar a otro lugar.


Rugen su silencio como grito en el desván

frío y solitario que lo esconde en un disfraz;

cual marioneta que cargara

con una cruz sobre su almohada

y no supiera escapar del bajón…

-pálida luz de un rumor, son-

todas las locuras de un pecado

que no para y desampara;

son destino de cartón.


Brotan del cemento como impune monumento

que se olvida de vivir y de soñar.





sábado, 13 de octubre de 2007

Tango: Me falta todavia una poesía/ a Eladia


Me falta todavía una poesía

a Eladia Blázquez

(Pizzo-de la Peña)


La tarde va cayendo entre mi pena,

el viento con mi aliento se mezcló;

hoy vuelo por el cielo a desprenderme,

sintiendo abrigo de luna llena.


La noche va filtrándose en la escena,

la bruma con su espuma me cubrió;

renuncio a la locura de perderme

en este invierno que silencia el corazón.


Tiempo,

no dejes de latir en mi reloj, ¡te necesito!

Tiempo,

me falta todavía una poesía…

Dame un día,

no puedo contener esta pasión

de mi alma herida…

Vida,

te entrego la alegría de mi verso,

mi universo, mi ternura,

todo el caudal de lo que soy.


El sueño se disfraza de condena,

el frío juega rondas de arrorró,

mi corazón al Sur busca traerme

rumor de esquina, miel de azucena.


Temprano va acabando la faena,

algún cuaderno en blanco se durmió,

me llevo, por si ensayo distraerme,

alguna pluma que dibuje una canción.


Tango: Vuelvo

Con mi peñi Quique Rassetto en la presentación de "Puerto Palabras" en agosto de 2007

Vuelvo (a Estela)

(Pizzo-Rassetto)



Olvida si te dije

que la noche me envolvió,

hoy me enteré que el corazón

está latiendo en mi interior.

Estoy en la otra orilla

de este río de dolor

y me despojo de mi ropa triste.


El sol me acarició,

con su coraje me vistió

de amaneceres que creí olvidados.

Me llama con tu voz

esta revancha del amor

y estoy dispuesta a ser, entre tus brazos.


Vuelvo...

Porque el silencio me tomó de esclava;

triste... se adormeció bajo mi piel cansada,

mas hoy me atrevo a desafiar

al duende de la soledad

porque en tus ojos pude verme el alma.

Vuelvo...

Porque renace mi ilusión contigo;

vuelvo... te has convertido en mi mejor testigo

de este retorno a la pasión

y a la impensada sensación

de andar la vida contenida en dos.


No quiero controlar

esta locura de encontrar

en el espejo a la mujer

que revivió con tu querer.

Buscar la intimidad,

ese deseo de volar,

que tu cariño despertó en mi calma.


Te ofrezco la ilusión

de hacer camino entre los dos,

lo cotidiano de intentar la vida.

La simple condición

de compartir esta emoción

dibujada en mi piel, junto a tu paso.

viernes, 12 de octubre de 2007

Tango: De gusano a mariposa







De gusano a mariposa

(Pizzo-Rassetto)


Debajo del felpudo de la angustia

en que nos revolcamos

con prisa y sin piedad.

Girando en arreboles de nostalgia,

fracasos y pesares que da la soledad.



Allí, donde el prejuicio no perdona,

sin fe, sin fantasías, con pura realidad.

Allí, donde la muerte y la locura

inundan y circulan con toda libertad.



En este nuevo siglo que parece

ser cosa del demonio, te digo la verdad,

ya sé que no es tan fácil pero dale,

si vos querés, metele... la vida se nos va.



Tal vez valga la pena un nuevo intento

armate de coraje y dignidad,

salite del carril de la derrota,

vení, rompé las reglas... también voy para allá.



Mirá, mirá lo simple de las cosas...

abrite, total ¡qué más te da!

Pasate de gusano a mariposa

dejá culpas miedos... y volá.


martes, 9 de octubre de 2007

Libro: Manantial de los espejos

Manantial de los Espejos

"Las transparencias del Alma" se reflejan en las páginas blancas con grafemas que pergeñan narraciones, mensajes y poemas pletóricos de imágenes y sueños...

"Labrando utopías, sembrando esperanza" en ficciones y realidades...
Mientras la vida sigue en nuestra nave espacial, el planeta Tierra, con "rumbo al Tercer Milenio"
Quizás aprendamos definitivamente que nuestras acciones, aciertos y desaciertos se reflejan en nuestros hermanos, compañeros de viaje, como en infinitos espejos...
La Besana, surco en el campo de labor, permanece abierto a todas las semillas de libertad, justicia y tolerancia...
"Sembrando luces" con su "Manantial de los Espejos".


Autores: Diana C. Batista, Eduardo A. Iuillerat, Lucio Maricchio, Leopoldo L. Melo, José E. Paredero, Héctor H. Picallo, Ezequiel Risso, Milton G. Romano, Marta S. Pizzo, Vanina G. Staffollarini, Walter O. Stella, Ivana L. Zsac y Wally Zambón.

(Editado por la Asociación Literaria La Besana, año 1998)


Angel Ruin


"Sigue bailando sobre la sangre de tu pueblo
y enroscarás los hilos que te mueven,
hasta que no se oigan tus latidos".


Un aluvión de sueños detenidos,
la incertidumbre pegajosa acecha,
son más tenues y lentos los latidos

y la sinuosa ruta se hace estrecha.
Le van poniendo baches al destino:
un ángel ruin, de envenenada flecha

buscando ensombrecernos el camino,
guardándose la flor más perfumada,
dejándonos lo amargo de su vino.

No dejaré que pises mi morada
¡No ves que tu cinismo me engrandece
y tu risa me suena a carcajada?

Mientras que tu moral se empequeñece
"El Gran Titiritero" te utiliza...
ay, tu madera rancia me entristece.

No dejaré que borres la sonrisa
del inocente rostro del pequeño,
ni que robes el aire de la brisa

castigando al obrero con tu empeño
de arrasarrar sin piedad con lo logrado
aunque te sientas de su vida el dueño.

La mente que El Poder ha conquistado,
cuando su corazón está vacío
destruye hasta lo otrora más amado.

No puedo comprender tu desvarío
ni a mí me corresponde perdonarte:
luchar de pie será mi desafío.

Publicado en Manantial de los Espejos.

Compañeros de La Besana en un acto cultural, con la presencia de Mabel Ruiz, mamá de Maximiliano Kosteki (fila del centro, a la derecha), quien expuso dibujos y poemas de su hijo.